27 octubre, 2020

La nueva locación como gran sorpresa del “El Marginal 4”

La reciente temporada de la serie argentina estrenará en la segunda mitad del año. Desde Underground prepara una escenografía a escala real.

Las grabaciones de El Marginal 4 comenzarán en mayo próximo para estrenarse en el último trimestre del año la continuación de la saga carcelaria que se volvió “de culto” entre sus fans y que, gracias a la plataforma de streaming de Netflix, ganó fama internacional.

Tras la venta de la productora Underground a Telemundo, los tiempos de los proyectos se volvieron un poco más lentos. Aunque la empresa sigue siendo gerenciada por Sebastián Ortega, ahora se debe negociar con las franquicias, ver el tema los derechos y los acuerdos deben tratarse con los nuevos dueños. Así,  “Volver a empezar”, la comedia romántica con Carla Peterson y Juan Minujín que se verá al aire a principios del año que viene, postergó el inicio de sus grabaciones por las negociaciones.

Según informa Teleshow, en el caso de la serie que se emite por la pantalla de la TV Pública y que está disponible en la plataforma de streaming de Netflix es bien distinto, ya que su plan de grabación se adelantó un poco.

La principal razón tiene que ver con el ámbito donde se desarrollará la nueva temporada de la serie: una nueva cárcel. Para eso, en absoluto hermetismo y secreto se está construyendo especialmente un decorado gigantesco, una “nueva prisión real”, en las afueras del gran Buenos Aires donde se grabará la saga.

Ya sin la emblemática ex cárcel de Caseros donde se hicieron las tres temporadas iniciales (la 1 y sus precuelas en las 2 y 3); el mayor escollo de la producción que comanda Pablo Culell residió en encontrar la nueva prisión para lo que viene. Así, la historia que vuelve al “presente” y retomará el argumento desde la fuga de Pastor (Juan Minujín), ya no tendrá como escenario principal la emblemática ex cárcel de Caseros donde se hicieron las tres temporadas iniciales.

La producción a cargo de Pablo Culell tuvo el difícil desafío de encontrar una nueva locación acorde con el lugar en el que transcurrieron la temporada inicial y las otras dos que marcaron un retroceso en el tiempo para contar los inicios de la cárcel de San Onofre y el liderazgo de los hermanos Borges (Claudio Rissi y Nicolás Furtado), pero al no encontrar un edificio ya constituido, decidieron construir una nueva cárcel.

Ortega quiere que la nueva prisión sea la gran “vedette” de la nueva temporada, para darle mayor realismo a una historia que promete sumar aún más crudeza. Juan Minujín volverá a ponerse en la piel de Pastor, el policía que se infiltró como preso en la primera temporada para encontrar a la hija secuestrada de un juez. Ese fue el argumento más potente de la historia que sirvió para poner a la cárcel como escenario de la anécdota, aunque en las siguientes temporadas la vida carcelaria ganó el protagonismo en sí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *