26 octubre, 2020

Murió Jhon Jairo Velásquez “Popeye”, jefe de los sicarios del ex capo narco Pablo Escobar

Conocido como “Popeye”, el ex sicario de Pablo Escobar, murió este jueves a los 57 años en Colombia, según confirmó Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC).

 

Jhon Jairo Velásquez Vásquez falleció en las primeras horas del día en el Instituto Nacional Cancerológico, en Bogotá, donde se encontraba hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre por un cáncer de esófago, enfermedad que había hecho metástasis en los pulmones, hígado y otros órganos según lo publicado por el diario El Tiempo. Se que confirmó su muerte a las 5.30 de la mañana por comunicado del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario.

«Murió como consecuencia de la progresión del adenocarcinoma de esófago que padecía después de haber recibido cuidados paliativos durante su proceso final de vida», señaló el Instituto Nacional de Cancerología.

Velásquez Vásquez, de 57 años, fue por 12 años el jefe de los sicarios del cartel de Medellín, uno de los grupos de narcotráficos más violentos que surgió en Colombia en los años 80, estuvo preso durante 22 años por cargos relacionados con homicidios, secuestros y «concierto para delinquir». En agosto de 2014 abandonó la cárcel. Había completado tres quintas partes de la pena y como tuvo buen comportamiento se le otorgó la libertad condicional.

Popeye estaba preso desde el 25 de mayo de 2018 por un proceso por extorsión y concierto para delinquir vinculado a las exigencias que estaría haciendo a algunas familias de Antioquia para que pusieran a su nombre propiedades que supuestamente en el pasado habían sido adquiridas con dinero de actividades ilegales.

Según reconoció en varias entrevistas, él mismo asesinó a más de 300 personas y también coordinó la ejecución de otras 3000. Por ello, por su reputación y sus acciones, fue uno de los asesinos más temidos del cartel.

En mayo 2018 por un proceso por extorsión y concierto para delinquir, además de otro por publicaciones en sus redes sociales, estuvo privado de la libertad en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar La Tramacúa, y posteriormente, el 23 de diciembre del 2019, fue trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá, para recibir mejor atención médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *