26 octubre, 2020

Más de 100 modelos de Victoria’s Secret denuncian haber sufrido acoso sexual

Model Alliance, una organización que aboga por la protección de modelos, envió el miércoles una carta al director ejecutivo de Victoria’s Secret, John Mehas, calificando de “totalmente inaceptable” lo que describió como falta de acción de la firma para proteger a las mujeres del abuso. Está firmado por más de 100 personas, en su mayoría modelos, incluidas estrellas como Christy Turlington Burns y Edie Campbell.

Modelos y ejecutivas fueron acosadas e intimidadas durante décadas debido a una “cultura arraigada de misoginia” en la cadena de lencería, propiedad de L Brands Inc., según una investigación de New York Times publicada el pasado fin de semana.

Algunas modelos de Victoria’s Secret han confesado al New York Times que han sufrido acoso sexual por parte del fundador, Leslie Wexner y del director de marketing, Ed Razek. El reportaje lleva por título ‘Angels in hell’ (Ángeles en el infierno) que cuenta que dentro de la compañía, dos hombres poderosos presidieron una cultura arraigada de misoginia, acoso y hostigamiento, según entrevistas con más de 30 ejecutivos, empleados, contratistas y modelos actuales y anteriores, así como documentos judiciales y otros documentos.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌬✨

Una publicación compartida por Bella 🦋 (@bellahadid) el

Dentro del artículo cuenta episodios como el que vivió Bella Hadid en el show de 2018. Algunos testigos que se encontraban en el backstage han afirmado que Razek vio a la top ajustarse la ropa interior antes de salir a desfilar y le dijo «olvídate de las bragas» para añadir después que sus pechos eran «perfectos». Pero no solo dijo eso, sino que también intentó besar a varias modelos y llegó a colocar su mano sobre la entrepierna de otro ángel.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌬✨

Una publicación compartida por Bella 🦋 (@bellahadid) el

La modelo Andi Muise ha afirmado que se quedó sin desfilar en 2008 después de cuatro años haciéndolo tras rechazar en varias ocasiones a Razek que intentó besarla, la invitó a varias citas, a un viaje y le envió numerosos correos electrónicos con insinuaciones de carácter íntimo.

Otro testimonio que pone los pelos de punta es el de Alison Nix, que ha confesado que los directivos pidieron a las tops que posaran desnudas para el fotógrafo Russell James durante un evento solidario que se celebró en la isla privada que Richard Branson tiene en el Caribe. «Nos llevaron en barco y esos hombres ricos flirteaban con nosotras. Todas las modelos nos preguntábamos, ¿estamos aquí como prostitutas de lujo o por un asunto de beneficencia?», afirma la modelo que también vio como su trabajo con la firma terminaba.

Varios trabajadores de la firma también han confesado haber presenciado situaciones de acoso y comentarios misóginos en las pruebas de vestuario y en el backstage de los shows. «Lo que fue más alarmante para mí, como alguien que siempre fue criada como una mujer independiente, fue lo arraigado que era este comportamiento», dijo Casey Crowe Taylor, una ex empleada de relaciones públicas de Victoria’s Secret que dijo haber sido testigo de la conducta del Sr. Razek. . “Este abuso se rió y se aceptó como normal. Fue casi como un lavado de cerebro. Y cualquiera que intentara hacer algo al respecto no fue ignorado. Fueron castigados».

Razek, que a sus 71 años abandonó la marca el pasado mes de agosto, ha negado las acusaciones en un correo electrónico enviado a The New York Times: «Las acusaciones en esta información son rotundamente falsas, han sido malinterpretadas y sacadas de contexto».

«He tenido la suerte de trabajar con innumerables modelos de primera categoría y profesionales con mucho talento, y estoy muy orgulloso del respeto mutuo existente», agregó.

L Brands por su parte ha respondido al comunicado de Model Alliance asegurando que comparte el objetivo de «asegurar el bienestar de las modelos», y recuerda haber implementado nuevas medidas en las sesiones de fotos para ello desde mayo de 2019.

«Estamos orgullosos del progreso que hemos logrado y seguimos comprometidos con la mejora continua. Siempre estamos abiertos a comunicarnos con quienes quieren introducir mejoras en el sector», apunta.

Por su parte Wexner, que tiene 82 años y estaría intentando vender la firma, no se ha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *