20 octubre, 2020

El primer y único «Mate Bar Boutique»

«Matea» es fruto de una iniciativa de un licenciado en Turismo de La Plata. Tiene su local en 11 entre 42 y 43, y allí se puede por el precio de un café tomar mate con yerbas de distintas variedades, con sabores que no se encuentran en ningún negocio dedicado a comercializar yerba mate o productos derivados. Además, brinda servicios a extranjeros, vendió su franquicia a un empresario de Buenos Aires que abrirá un local, y terminó el año exportando a Barcelona.

El hábito de tomar mate casi instalado en el ADN de Argentina (y todos los países que lo disfrutan) atraviesa todas las generaciones, marcando el imaginario con un “pone la pava” cuando uno ya está en camino a alguna casa amiga. Esos detalles enamoran a los turistas, que miran con curiosidad este hábito que va mucho más allá de lo gastronómico para llenarse de cultura.

 

Es un espacio donde se pueden aprender todos los secretos del arte de cebar un buen mate y en el que todo, desde el diseño hasta la pastelería giran alrededor de la estrella del local: la yerba. La propuesta que desarrolla este bar innovador es ofrecer una experiencia gourmet asociada a la yerba del mate. No sólo cuenta con más de 30 tipos de yerbas distintas, que provienen de pequeñas fincas yerbateras, sino que toda su propuesta gira alrededor de esta infusión, desde el diseño hasta la pastelería.

La particularidad que tienen los productos es que no se los puede encontrar en las góndolas de los grandes supermercados. Es posible encontrar yerbas orgánicas, sin TACC y hasta con 24 meses de estacionamiento

La yerba que ofrece Matea es orgánica, desde su cultivo hasta su venta. El emprendimiento nació hace poco más de un año. Luego fue ampliándose a través del modelo de franquicias y con subproductos de la comercialización, como las degustaciones o las charlas donde enseñan a los extranjeros “todos los secretos, leyendas y mitos sobre el mate”, detalla el pequeño empresario platense.

 

También relata: “El concepto pegó mucho y a partir de eso empezaron a aparecer nuevas ideas y propuestas. Por ejemplo las catas de mate, que duran entre 45 minutos y una hora y media, con maridajes entre variedades y una detallada explicación sobre el uso y los mitos en torno de la yerba, con algunos secretos y consejos para apreciar su sabor” contó al sitio blanco sobre negro.

Además, también ofrece más de 20 hierbas y agregados que se combinan con la yerba para lograr diferentes sabores, como ralladura de limón o naranja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *