19 octubre, 2020

El picante contraataque de Virginia Gallardo a Mariano Iúdica, tras la renuncia de ella a Polémica en el Bar

No fue una pelea más, un malentendido o palabras cruzadas. Se trató de un pez más gordo y si bien las causas aún no están esclarecidas, Virginia Gallardo renunció furiosa al ciclo de América del que formaba parte hace años, Polémica en el Bar y esto levantó muchas hipótesis en pocos minutos. Si bien Mariano Iúdica y todo el panel se pronunciaron “sorprendidos” al respecto, la rubia los desmintió y cruzó sin filtro en las redes sociales.

«¿Sorpresa ???? ¿de verdad? … para mi todo lo contrario. No esperaba otra cosa y esto solo confirma el acierto de mi decisión. Tema terminado para mí», lanzó picante Virginia en la red social del pajarito, entre palabras firmes y un halo misterioso. A su posteo lo acompaño de una polémica imagen que recita la frase: «Las palabras sobran donde las acciones bastan».

Si bien está más que claro que está enojada con sus compañeros y la emisora, aún nadie tiene claro el por qué. Sobre este punto se respaldaron sus seguidores quien, sin juzgarla, le deslizaron un consejo inteligente: «Vir, con la mejor, pero si hablaste tenés que decir que pasó sino le das lugar a las especulaciones», «Disfrutá del embarazo y sé feliz. Trabajaste con la peor gente de la televisión», chicaneó otro usuario.

Recordemos que su contraataque partió de las palabras del periodista y conductor del ciclo, Iúdica, quien al regresar de vacaciones y no verla como siempre sentada en la mesa aseguró: «Le quiero mandar un beso enorme a mi querida compañera y amiga Virginia Gallardo, de tantos años. Hoy hizo una nota en CNN Radio y dejó entrever que su salida de acá fue con algo misterioso, con algo que nosotros sabemos. Somos 100 personas. Vos acá fuiste y sos una persona muy valiosa. Todos los compañeros quedamos sorprendidos». Esta última frase en la que parece «desentenderse» de la situación fue la que le saltó la térmica a la Gallardo, quien al lanzar la bomba afirmó: «Tuve mis motivos para irme y me encantaría que le pregunten a ellos lo que pasó, al conductor o a los productores. Somos todos adultos y cada uno sabe la responsabilidad que tiene».

Ahora solo resta esperar que hablé, desmorone las conjeturas que ya nacieron a base de su silencio y se pongan las cartas sobre la mesa. ¡Que escándalo!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *