28 septiembre, 2020

Padre de uno de los rugbiers: «Por lo menos tengo a mi hijo, el papá de Fernando no»

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino son los dos rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa que fueron liberados por orden de la fiscal Verónica Zamboni debido a la falta de pruebas vinculantes.

A pesar de no estar recluidos, siguen imputados y son objetivo de investigaciones. De hecho, este jueves por la mañana tenían que declarar, pero ambos se negaron.

El padre de uno de los rugbiers, Raúl Guarino, escribió una carta abierta en la que defiende la inocencia de su hijo y que toda la familia se encuentra atravesando un durísimo momento debido a que son objeto de fuertes críticas por parte de casi la totalidad de la sociedad.

Dicha carta fue revelada en el programa Involucrados, y decía así:

Lamentablemente esto es muy difícil para nosotros. Primero, por el respeto que le debemos a la familia Báez y después porque mi hijo no hizo nada y estamos en esta situación. Por suerte, de a poco todo se va a ir acomodando. Ahora debemos resguardar a mi hijo de todo esto que tan mal le ha hecho.

Todo esto que nos pasó y el manejo de los medios nos destruyó sin mi hijo haber hecho nada. Debo preservar a mi familia. Somos gente de bien y debo confiar en que todo solo se va a ir sanando.

Desde el primer momento pedimos justicia y nos entregamos a la Justicia. Hoy, a pesar de la conducta de nuestro hijo y la nuestra en la vida, no parece haber servido de nada. Es todo muy difícil y triste a la vez.

Si quiere hablar de lo que hablamos por esta vía no tengo problemas. Todo lo expuesto con ustedes realmente lo que es. Somos transparentes desde el primer día. Es la única manera en que hacemos las cosas.

Imagínese el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada. Pensando que lo podían ensuciar con algo. Por suerte no ocurrió. Desde un primer momento con mi mujer nos mostramos transparentes tratando de que nos vean tal cual somos y lo mismo a nuestro hijo.

Todos estos días, entre la angustia y la injusticia, me preguntaba qué hacer y encima sabiendo que yo tengo por lo menos a mi hijo, pero el papá de Fernando no.

Tengo que confiar en la Justicia realmente. Por suerte, en nuestro caso la estamos teniendo. La justicia social no la podemos manejar. Ojalá que de a poco Dios nos vaya ayudando.

Muchas gracias de todo corazón. Es el momento más difícil que me ha tocado vivir. Gracias por su comprensión y respeto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *