20 septiembre, 2020

La feroz interna de los rugbiers en el penal: “Siempre fuiste cabeza de gato, la con… de tu madre”

Jueves. Cinco de la tarde. Penal de Dolores. Ocho de los diez imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa recibieron la visita de sus familiares. La tensión se sentía en el aire. Se habían negado a declarar horas antes ante la fiscal de la causa, a quien además acusaron de «mentirosa» y tendenciosa. La feroz pelea de los rugbiers y la arenga final: «Ya nos vamos loco, no se peleen».

De acuerdo a lo consignado por Crónica, la discusión se originó entre Ciro Pertossi y Máximo Thomsen, dos de los más complicados en la causa. «No aguanto más, loco. ¡Me quiero ir!», disparó Thomsen, sindicado por los investigadores como el líder del grupo. Atento a la recomendación de su abogado, Hugo Tomei, Ciro le recordó que cualquier exabrupto dentro de la cárcel podría jugarles en contra: «Tranquilizate, la conch… de tu madre. ¿Te querés morir acá?»

«Me cago en vos y en tu cálmense. ¡La puta que lo parió! Me quiero ir», resistió Thomsen. «Vos siempre fuiste cabeza de gato, no rompas las bolas ahora», le espetó Pertossi. La discusión se tensó y en cuestión de segundos se sumaron los otros seis imputados. Uno de ellos, intentó calmar las aguas: «Ya nos vamos loco, no se peleen»

La tensión del grupo se incrementó dos semanas atrás, cuando la fiscal, Verónica Zamboni, solicitó el cese de la prisión preventiva para Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi por «falta de pruebas». En efecto, de acuerdo a Crónica, Lucas Pertossi amenazó en las últimas horas a Milanesi, quien se encuentra en libertad en la ciudad de Zárate y publicó una historia en la que aseguraba que no le tenía miedo a Ciro, ni Lucas Pertossi. «¿Está calentito el sofá cama de tu living? Disfrutalo, porque creo que nos vamos a ver pronto», le espetó Lucas.

La dura carta del padre de uno de los rugbiers liberados tras el crimen de Fernando Báez Sosa

Lamentablemente, esto es muy difícil para nosotros. Primero, por el respeto que le debemos a la familia Báez; y después porque mi hijo no hizo nada y estamos en esta situación. Por suerte, todo de a poco se va a ir acomodando. Ahora debemos resguardar a mi hijo de todo esto que tan mal le ha hecho.

Todo esto que nos pasó y el manejo de los medios nos destruyó sin que mi hijo haya hecho nada. Debo preservar a mi familia, somos gente de bien y debo confiar en que todo va a ir sanando.

Desde el primer momento pedimos justicia y nos entregamos a la Justicia. Tengo que confiar en la Justicia realmente. Por suerte, en nuestro caso, la estamos teniendo. La justicia social no la podemos manejar. Ojalá que de a poco Dios nos vaya ayudando.

Todos estos días, entre la angustia y la injusticia, me pregunto qué hacer. Soy consciente de que yo por lo menos tengo a mi hijo, pero el papá de Fernando no. Tanto yo, como mi hijo, fuimos transparentes desde el primer día, ya que esa es la única manera en la que se hacen las cosas.

Por último, el hombre se refirió a los 24 días que su hijo estuvo preso. «Imagínense el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada. Pensando que lo podían ensuciar con algo. Por suerte, no ocurrió. Desde un primer momento con mi mujer nos mostramos transparentes de que nos vean tal cual somos y lo mismo nuestro hijo».

Fuente: Big Bang News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *