21 enero, 2021

Mon Laferte: «¿Puede ser un delito expresar una opinión?»

Antes de llegar a la tercera canción de la noche, el público ya gritaba “¡Gaviota, Gaviota!”. Y no es de extrañar, porque Mon Laferte estaba en su casa, jugaba de local en el festival de Viña del Mar, este lunes con un recital cargado de fuerte activismo por la crisis social que vive Chile, informa Infobae

“¡Gaviota, gaviota!”, empezaron a corear las gradas, un acto que se repitió una y otra vez a lo largo del concierto. Finalmente, se confirmó lo obvio: la ilustre viñamariña obtuvo sendas gaviotas de plata y de oro -como ya logró en su primera presentación en el festival, en 2017- pero no la de platino, a pesar de que también la pedían para ella.

Tras los bailes andinos de “Pa’donde se fue”, sexta canción de la noche, Laferte ofreció un largo discurso, después de que el pasado fin de semana Carabineros (policía militarizada) pidiera que se la cite a declarar por decir en 2019 que la policía y los militares provocaron incendios durante las manifestaciones que desde octubre claman contra la desigualdad social.

Confesó que sintió miedo, que estaba nerviosa por subirse al escenario y que de chica sufrió hambre.

“¿Puede ser un delito expresar una opinión?”, preguntó luego de cortar a la banda que la acompañaba y comenzar un relato sobre sus dichos y la judicialización por parte de Carabineros.

Sucede que Mon Laferte opinó en noviembre sobre los hechos violentos que ocurrían en Santiago de Chile y desde la Fuerza de Seguridad pidieron que sea citada a declarar esta semana.

“Pensé que era una broma”, dijo sobre la citación la artista sobre el escenario de la Quinta Vergara. “Desde ese día, hasta subirme a este escenario he estado con mucho miedo, he estado muy nerviosa pero también me he sentido súper valiente”, confesó.

Luego dedicó algunos minutos para hablar de su historia, de su infancia en Viña del Mar, en donde nació y de cómo fue la crianza por parte de su mamá y su abuela: “Lo único que aprendí en la vida fue a cantar, trabajé desde muy chiquita como cantante y es tan difícil quedarse callado cuando uno lo vivió en carne propia, no toda la gente sabe lo que es cagarse de hambre de verdad”, dijo.

Contó que una de las personas que más la animó a dedicarse a la música fue su abuela: “Me decía: ‘Usted tiene que ser famosa, es la única manera de que no pase hambre’. Me lo tomé tan enserio, que aquí estoy”, dijo sonriendo la artista que recibió dos gaviotas detalla cadena3

“¡Si me tienen que llevar presa por decir lo que pienso, llévenme presa!”, grito casi al final del concierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *