23 septiembre, 2020

Fuerte revelación: dieron detalles de una millonaria estafa que sufrió Beatriz Bonnet antes de su muerte

A menos de una semana de su muerte y el funeral en el que fue despedida en absoluta soledad, se dieron a conocer detalles de la estafa que habría sufrido Beatriz Bonnet en la que perdió 330 mil dólares estadounidenses.

Marcelo Parrilli, abogado de la actriz fallecida, indicó que se vendió un departamento por esa suma de dinero, que luego fue depositada en una sede del banco Macro de la cual se fueron extrayendo distintas sumas hasta vaciar por completo la caja, motivo por el cual Beatriz Ofelia Gerace, una mujer a la que Bonnet le había dado el poder de sus cuentas en ese entonces, pero cuando no poseía las facultades psíquicas pertinentes para llevar adelante esas decisiones, se encuentra imputada.

“Ella en septiembre había sido declarada en sede civil como incapaz, y la causa venía desde 2018. Hubo una sentencia confirmada por la cámara civil que fue posterior a lo que sufrió”, comenzó a explicar en Involucrados (América) el penalista que está a cargo de la defensa de la curadora de Bonnet, quien fue protegida antes de morir gracias a ese fallo.

“Judicialmente la denuncia está iniciada por la curadora en el año 2018, y por el momento Gerace es la única persona imputada y que ingresó a esa caja”, precisó Parrilli, asegurando además que las entradas al banco se encuentran documentadas.

En el escrito legal, se la acusa a la imputada de haberse aprovechado de la incapacidad mental de la artista en pos de haberla persuadido de firmar una autorización para poder ingresar a la caja del banco entre abril y octubre de 2016, y también se hace mención de la desaparición de sillones, mesas, sillas, adornos y cubiertos, entre muchos otros objetos de valor.

El abogado pidió que se la cite a Gerace a indagatoria, y reveló el problema que se suscitó luego de que desde la fiscalía hayan solicitado más pericias a Bonnet a pesar de su Alzheimer y demencia senil. “Los peritos volvieron a decir que era incapaz, pero lo notificaron a la defensa y la pericia pasó a ser nula. El día siguiente a la muerte de Beatriz, ellos se enteraron de que había muerto porque les conté, no tenían ni la más remota idea. Tenía que concurrir porque me quería consultar si iba a proponer un perito de parte”, relató el jurista, que avisó que no reconoce herederos de su representada, y que si los hay, no han tomado intervención alguna hasta el momento.

Parrilli además confirmó que Bonnet y su curadora debieron vender otro inmueble ubicado sobre la calle Riobamba para poder pagar los servicios del geriátrico en el que la histórica integrante de Mesa de Noticias residía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *