20 enero, 2021

Indignante: un policía que le dio un sandwich con excremento a un linyera podría recuperar su trabajo

Un policía estadounidense busca desesperadamente recuperar su trabajo después de dos lamentables episodios que cambiaron su vida para siempre.

Matthew Luckhurst, un oficial patrullero de bicicletas en el Departamento de la Policía de San Antonio, protagonizó el primer suceso en octubre de 2016.

Lo que hizo este policía de Texas fue algo aberrante: le dio a un hombre “sin techo” un sandwich que tenía excremento en su interior. Esto ocurrió en octubre de 2016, lo que derivó en su expulsión del cargo.

Inmediatamente, comenzó su búsqueda desesperada por recuperar el mismo empleo, algo que efectivamente sucedió un tiempo después.

Sin embargo, parece que Luckhurst tenía un serio problema con este tema, dado que el mismo año en donde volvió a trabajar fue despedido nuevamente después de defecar en un baño femenino, dejando manchado todo el sanitario con sus heces. Pero debido a un tecnicismo el agente recuperó su puesto, informó Radio Mitre.

A través de una audiencia administrativa para hacer efectiva la recuperación de su empleo, este hombre admitió haber sido responsable por estos dos sucesos lamentables. Además, definió que sus gestos “fueron inmaduros”.

“Nadie lo quiere de regreso. No se le puede permitir regresar”, dijo Lewis, un abogado de la ciudad en la audiencia. Además, algunas de sus compañeros de trabajo también lo denunciaron por acoso sexual.

El primer testigo llamado fue Jessica Medrano, quien en ese momento estaba embarazada de ocho meses y utilizaba con frecuencia el baño que manchó el oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *