18 enero, 2021

COSTUMBRE PARANORMAL: la consecuencia mortal de contraer matrimonio con un fantasma

En vida, la gente suele casarse y jurarse amor hasta que la muerte los separe, pero en este caso se trata de una oscura y antigua tradición que realizan en China, cuando, una vez fallecida la persona, se lleva a cabo la unión matrimonial.

¿En qué consiste esta ceremonia? En proporcionarle un cónyuge a quien murió sin pareja. En este informe realizado por la web de Crónica, vas a conocer en detalle este insólito y milenario ritual chino.

 

¿Qué es una boda fantasma?

Lo primero que debemos saber sobre este ritual es que se practica en el citado país asiático desde hace más de 3.000 años. Los creyentes en esta costumbre sostienen que a las personas que se murieron solteras se les puede dar la oportunidad de no estar solos en la otra vida.

 

Un poco de historia

En su origen, la costumbre en China era que las bodas se celebraran únicamente entre muertos, es decir que era una costumbre de los vivos casar a dos personas fallecidas, pero luego esto tuvo un inesperado giro cuando se introdujo la idea -que más tarde se concretó- de que una persona viva se case con un fantasma, invocándolo mediante su cadáver.

 

¿Cómo es la tradición?

Según se reveló tiempo atrás, para efectuarse un matrimonio fantasma, la familia de la novia exige ciertas condiciones a la futura pareja de la agraciada, como también los detalles del contrato marital y la celebración posterior. Entre los requisitos podemos destacar la edad, y tomarlo o no según la manera en la que murió. Además, tal como sucede en vida, se solicitan los antecedentes familiares. De llegar a un acuerdo, la joven que aún vive podrá desposar al difunto elegido por los suyos. Cuando la familia de un hombre es la que elige, se constatan los mismos requisitos, al igual que si la futura esposa había sido madre o tenía estudios y aptitudes profesionales. Aquí también, cuando el acuerdo llegó a su fin, el novio vivo podrá jurarle acompañarla hasta su muerte.

 

Detalles de la ceremonia

En esta tradición, el casamiento comienza con la colocación de una placa funeraria de quien corresponda y una foto de su futura pareja (ya sea el novio o la novia con vida). Luego, a esto se lo acompaña con un banquete para los presentes y otras conservas para los familiares difuntos de cualquier miembro de la pareja que se encuentren en el más allá.

 

Otras costumbres

Según un informe publicado por la BBC, en Taiwán, cuando una mujer muere soltera, su familia coloca en la puerta de su casa paquetes rojos con plata, un mechón de pelo y algunas uñas a la vista para esperar que un hombre los agarre. Así, quien se haga dueño de estos paquetes, se transforma en novio de la difunta, y si se arrepiente o intenta evitar la boda podría caerle una especie de mala suerte. Pero, tal como indicaron los expertos a la citada cadena, nada de esto pasa, ya que “este tipo de bodas fantasmas son muy emotivas y muestran la perseverancia del amor”

 

¡Temía quedar embarazada!

Si bien a lo largo y a lo ancho del planeta existieron millones de confesiones de amor, ninguna tuvo tanta trascendencia como la que se produjo hace dos años en un medio televisivo de Inglaterra y que hizo estallar las redes sociales por entonces. Por si fuese poco, en ese contexto de por sí nada frecuente, se volvió aún más aterrador cuando explicó que temió haber quedado embarazada del fantasma.

 

¿El ginecólogo dijo sí?

“Me perdí un mes y fui a mi ginecólogo y este me dijo que podría estar embarazada”, explicó Amanda, por entonces de 46 años. Y de inmediato agregó: “En un examen más exhaustivo, insistí en que me hicieran más análisis de sangre y lo hice. Hablé con Jack al respecto y me dijo que no es posible que un espíritu biológicamente tenga un hijo con un ser humano, así que ahora estoy más tranquila”, afirmó.

Después de años de romance, la irlandesa contactó a un chamán, quien los casó con la presencia de registrados legales. Considérese que esta mujer, que tiene cinco hijos de anteriores matrimonios.

A pesar de que Amanda no puede ver a su marido, ella cree que es igual al capitán Jack Sparrow de “Piratas del Caribe”. Y lo más interesante, es cuando declara: “Nunca antes había sentido una conexión así, y mucho menos con mi anterior marido. Jack es mi alma gemela. Estoy muy feliz. Es el tipo de relación perfecta para mí”.

 

¡Le sale caro!

Amanda, quien ha cambiado su nombre oficialmente por Amanda Sparrow y se ha gastado cerca de 4.000 libras para disfrazarse como el capitán Jack Sparrow e inclusive desembolsó una importante suma para su fiesta de casamiento, más allá de todo es muy clara en sus pensamientos. “Cada uno es libre de escoger a la persona con la que quiere pasar el resto de su vida, hay tantos gustos que nadie es quién para juzgar las elecciones de otros por muy descabelladas que puedan sonar en un principio, y eso es lo que yo siento”.Y fue más allá: “¡Jack fue quien me propuso casamiento, y luego adquirimos una casa. Es cierto que él no puede aportar nada económicamente, pero sí me ayudó en la elección de la vivienda y el lugar”, agregó.

 

El casamiento

En el momento que intentaron llevar su amor “al altar”, tanto Amanda como su novio fantasma se encontraron con un inconveniente insalvable en suelo británico. Es que en el Reino Unido no hay ninguna disposición legal para los matrimonios póstumos. Por eso mismo la pareja apeló al ingenio para lograr su cometido. Decidieron viajar en barco hasta aguas internacionales en el Atlántico, frente a las costas irlandesas, para efectuar la ceremonia. Amanda asegura que toda la documentación está en regla y que su relación póstuma nunca fue cuestionada por las autoridades británicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *