26 septiembre, 2020

Era verdad: Los rugbiers podrían volver a casa

Como ya habíamos informado en el Multimedio, los detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa están en vías de prisión domiciliaria. Una de las posibilidades que circula en el expediente que investiga el crimen es concederle la prisión domiciliaria a los ocho rugbiers procesados y encarcelados en el penal de Dolores. Aunque no es habitual, el Servicio penitenciario bonaerense (SPB) ya comprobó que las tobilleras funcionan en la casa de cada uno de ellos. Aunque no significa que los acusados, por ahora, puedan seguir el proceso judicial desde la comodidad de sus hogares.

Con ese dato, la Justicia sabe que en caso que se resuelva que los rugbiers puedan ir a esperar el juicio a sus casas, estará en condiciones de colocarles tobilleras electrónicas para monitorear sus movimientos en un radio determinado, tan solo eso.

Es que el sistema, una vez burlado (basta que el detenido salga de su casa), no cuenta con rastreo satelital: si va más allá de la esquina, no hay GPS que ayude a los investigadores para recapturarlo.

Por ahora, se piden informes, y eso de ningún modo implica que se les vaya a conceder la prisión domiciliaria», explicó la misma fuente a Clarin. En esa audiencia, tras oír los argumentos de cada una de las partes, el juez resolverá si concede o no la prisión domiciliaria. Luego, las partes pueden recurrir a Apelaciones por lo que la medida se haría efectiva recién, cuando, llegado el caso, la Cámara resuelva. Mientras tanto, permanecerán detenidos.

Báez Sosa fue asesinado a golpes a la salida del boliche Le Brique, en la madrugada del 18 de enero, tras una discusión en medio de un pogo. De momento, Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (20), Blas Cinalli (18), Matías Benicelli (20), Ayrton Viollaz (20), y Lucas (21), Ciro (19) y Luciano Pertossi (18) permanecen alojados en la alcaidía de la Unidad Penal 6 de Dolores, aislados del resto de la población carcelaria. Los rugbiers están acusados del «homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas» de Fernando y de las «lesiones» que sufrieron sus amigos.

Según dijeron a este medio allegados al caso, en la cárcel tienen buen comportamiento. Además, permanecen imputados, pero sin prisión preventiva Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, acusados de ser «partícipes necesarios» del mismo delito, informa TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *