25 enero, 2021

A 20 años del primer Gran Hermano, así luce hoy Tamara Paganini

En el 2001, la Argentina se encontraba en un contexto peculiar, ya que transitaba un año de crisis y que concluiría con los tristes episodios del 19 y 20 diciembre. En esa época, la televisión rompía sus estructuras con la puesta de Gran Hermano. Era un formato novedoso, en el que se veía la convivencia de personas encerradas en una casa. En dicha generación quedaron el recuerdo distintas figuras, como Tamara Paganini.

La joven fue una de las favoritas del público en el transcurso de las semanas por su carácter fuerte, su lengua filosa y su belleza. En la final, cayó ante Marcelo Corazza por votación de los televidentes, aunque siempre se cuestionó que tan ciertos fueron estos resultados

La participación en el reality provocó que Tamara se volviera figura de la televisión. Además, fue tapa de revistas y se cansó de desfilar por las pasarelas de moda. Posteriormente, estudió teatro y participó de tres obras: Gitana, Pobre pero casi honradas y Mi tío es un travieso. Más de una vez intentó formarse e iniciar una carrera como actriz, pero también reconoció que el estigma de Gran Hermano le jugaba en contra, señala Radio Mitre.

Sin embargo, llegó un momento en el que se cansó de su vida mediática y decidió bajar su perfil. En algunas oportunidades reveló que no le hizo bien estar en GH y que si pudiera retroceder el tiempo no ingresaría a la casa

Hace ocho años, Tamara Paganini convive junto a Sebastián Cavalieri, que es el hijo del conocido Armando, quien es el dirigente máximo del Sindicato de Empleados de Comercio.

Ella mantiene sus redes sociales privadas y sube contenido entretenido. Siempre se muestra sonriente, muestra imágenes de su gato y baila junto a sus amigas. Ella es feliz con su actualidad, alejada de los flashes de los medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *