23 septiembre, 2020

¡Atención! Cómo dejar el auto listo para resistir la cuarentena

Si en la cuarentena obligatoria tenés la posibilidad de dejar el auto frenado y no volver a encenderlo hasta que la situación se normalice, considerá ciertos cuidados previos para evitar problemas una vez que lo vuelvas a arrancar.

QUÉ HACER

1. Desconectar la batería. Es uno de los elementos que más sufre cuando el auto queda mucho tiempo parado. Con desconectar los bornes será suficiente para que no se descargue y arranque correctamente cuando la vuelvas a conectar.

2. Inflar las ruedas por encima de lo habitual. Dejar los neumáticos con una presión superior a la que recomienda el fabricante (entre uno y tres bares, según el tiempo estimado de detención) evita que se desformen por el peso del auto al estar siempre parados en la misma posición. Si el neumático se deforma, pierde sus capacidades originales y ocasiona problemas al andar.

3. Verificar los líquidos. Llenar el depósito de aceite del motor sería tirar el dinero a la basura, pero sí se recomienda recargarlo si el nivel está por debajo de lo normal, al igual que ocurre con el líquido anticongelante. Si el auto queda parado mucho tiempo, es aconsejable además vaciar el depósito del líquido limpiaparabrisas, conocido como «sapito», para evitar que se pudra en el circuito.

4. Proteger el caño de escape. A fin de evitar que se acumule óxido en esa zona, se recomienda colocar en la salida un paño bañado en aceite para motor. El paño, claro, no se podrá volver a usar, así que hay que agarrar uno viejo.

5. No dejar el freno de mano puesto. En la medida de lo posible; es decir, si el auto no queda detenido en un terreno en pendiente, lo mejor es no utilizarlo. El freno de estacionamiento convencional acciona un cable que frena el eje trasero. Al trabajar tensado, si el cable queda accionado mucho tiempo podría haber dificultades para desactivarlo cuando el auto vuelva a arrancar.

6. Dejar las ventanas un poco abiertas. Si el auto quedará guardado puertas adentro o en un lugar seguro, lo ideal es no cerrar las ventanas por completo para evitar que las gomas de los burletes se sequen y se peguen al vidrio en la parte superior. Además, es clave para evitar el moho y los malos olores.

7. Dejar un recipiente con arroz crudo adentro. Es uno de los trucos caseros para evitar la humedad y sus consecuencias. Se puede dejar en el piso del vehículo, adelante o atrás.

8. Colocar una funda protectora. Es la mejor solución para proteger al auto de agentes externos y así evitar la corrosión de la carrocería. Es importante que, antes de hacerlo, el vehículo esté limpio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *