1 marzo, 2021

El indignante mensaje que recibió a una jovencita que subió su currículum a Facebook

Yuliana es de Tucumán. Terminó el secundario, trabaja desde los 16 con animaciones infantiles, vendió macetas, cuidó niños en casas y, como miles de tucumanos y tucumanas, se quedó sin ingreso en la pandemia y busca trabajo.

La situación económica actual de muchas personas ha generado que las búsquedas laborales sean también a través de las redes sociales: en los grupos de Alguien Sabe la oferta se multiplica con el número de la persona que busca trabajo y otras, como Yuliana, toman sus recaudos, suben su currículum solamente con la foto, el mail pero sin más datos personales, publica el sitio El Tucumano.

Hace unos días una notificación por el messenger de Facebook llegó al celular de Yuliana.

Un perfil con una foto de un paisaje nocturno con lluvia o nieve, identificado como Marcelo A., le mandó un mensaje a Yuliana: “¿Te gustaría poder ganar de 2500 a 4500 pesos?”. Yuliana le respondió: “¿Con qué?”. Marcelo A. le dijo: “¿Te animás a casi todo así te cuento?”

Yuliana abrió los ojos cuando Marcelo A. le ofreció: “La idea sería salir, charlar, conocernos y, si hay onda y te animás a hacer algo más juntos… Te puedo preguntar tres cosas si no te molesta”.

Yuliana fue tajante: “Sí, sí me molesta. Yo busco trabajo. No busco conocer a nadie”.

l

“Todo empezó cuando me llegó un mensaje donde me pedía que me hiciera preguntas. Me dijo que quería que me acostara con él, que sea como una dama de compañía”.

“Salió con un ‘Hola’ de la nada y me dí cuenta que era un Face trucho. Ya me había pasado algo similar para trabajar en un country. Me pedían fotos en vestido. También me llegan un montón de mensajes re obscenos. Los borro y los bloqueo. Pero esta vez decidí hacerlo público cuando me preguntó: ‘¿Tenés amigas a las que les gustaría?’”.

La situación tomó estado público en la familia de Yuliana.

“Mi mamá me pidió que sacara el currículum de las redes sociales. Me dijo: ‘Mirá, hija, lo que le pasó a esa chica en Buenos Aires (la joven venezolana que fue drogada en Once, y abusada por el dueño del local)’. Mi papá también me dijo lo mismo, pero yo necesito trabajo y decidí dejar la publicación así como está, sin datos personales más que el mail”.

“Siempre tenés algún comentario desubicado, de algún tipo feo. Nunca me había pasado, pero siempre está. A veces una foto simple tiene comentarios fuera de lugar. Yo no subo fotos atrevidas, pero también estoy en mi derecho a subirlas y que eso no les permita a los tipos esos comentarios. Es más común de lo que parece lo que está pasando. A muchas chicas nos pasa cuando empezamos a buscar trabajo. Me llegaron un montón de mensajes: ‘Me pasó lo mismo’. Siempre hay alguien. Es muy común”.

Yuliana espera no volver a vivir lo ocurrido y este lunes le llegó la oferta de repartir folletos en la puerta de un establecimiento educativo: “Lo tomo porque lo necesito y es algo temporal que me ayudará por estos días. Pero busco trabajo, sigo en la búsqueda. No tengo búsquedas puntuales. Puedo hacer atención al público, puedo cuidar chicos, tengo disponibilidad horaria, soy amable, social y si alguien está interesado en tomarme sería muy lindo. Lo otro ya pasó. Ahora necesito seguir y conseguir trabajo. Eso es lo que necesito ahora”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *