16 mayo, 2021

Filtraron un video de la princesa de Dubái: denuncian que la tienen prisionera

La princesa emiratí Latifa bin Mohammad al Maktum, hija del emir de Dubái, denunció en varios vídeos difundidos tras su vuelta forzada a Emiratos Árabes Unidos (EAU) que su familia la retiene como a una «rehén», en una serie de mensajes secretos que ahora se han difundido y que generan preocupación en su entorno.

 

Latifa, que tiene ahora 35 años, intentó por primera vez escapar de Dubái cuando aún era adolescente, pero su caso dio la vuelta al mundo en 2018, después de que abandonase el país en un barco junto a una antigua monitora, Tiina Jauhiainen.

 

La embarcación fue interceptada tras ocho días de navegación frente a las costas de India, según informa Europa Press.

 

La princesa contó entonces a sus amigos que quería escapar debido a las restricciones que le imponía su familia y fundamentalmente su padre, el emir Mohamed bin Rashid al Maktum, e hizo públicas denuncias de supuestos abusos que siempre han negado las autoridades emiratíes.

 

Aislada y sin contacto con el exterior, logró grabar nuevos vídeos en los que insistía en que seguía recluida y a merced de su familia.

 

Según estos vídeos, difundidos ahora por la BBC, la princesa estaba sola en una casa con las puertas y las ventanas cerradas y vigilada por las fuerzas de seguridad, sin acceso a médicos o abogados.

 

Se sentía una «rehén», como ella misma asegura en las grabaciones, que en un momento dado se interrumpen por motivos que su entorno desconoce.

 

 

Según Latifa, estos vídeos los grababa con un móvil secreto y dentro del baño, ya que era la única puerta que sus vigilantes le permitían cerrar.

 

 

Jauhiainen ha explicado que hace públicos ahora estos mensajes porque «ha pasado mucho tiempo» y está preocupada.

 

«Siento que querría que luchásemos por ella y no nos rindiésemos», ha contado a la radiotelevisión pública británica.

 

 

ROBINSON AHORA SE SIENTE «ENGAÑADA»

En plena polémica tras la huida de Latifa, la expresidenta irlandesa Mary Robinson, antigua Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, viajó a Dubái para ver personalmente a la princesa, a la que entonces describió como una joven con problemas mentales.

 

Ahora, ha dicho estar «muy preocupada» por su situación.

 

 

«Han pasado cosas y creo que habría que investigarlo», ha declarado Robinson, que en 2018 avaló sin fisuras la versión de las autoridades emiratíes sobre este mediático caso.

 

 

La expresidenta irlandesa ha afirmado también que se sintió «engañada» cuando el régimen de Dubái divulgó las fotografías de su visita, ya que fue «una completa sorpresa».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *