23 junio, 2021

Pata Villanueva habló por primera vez a 4 meses del grave accidente que sufrió: «Vi la muerte sobre mi»

Cinco días antes de que se cumplan 5 meses del terrible accidente doméstico que sufrió en Punta Del Este, Pata Villanueva recibió el alta de su internación en Buenos Aires y seguirá la recuperación en su domicilio particular.

Mientras aguardaba para salir de la clínica, salió al aire con Ángel de Brito en Los Ángeles de la mañana.

Con algunas dificultades para expresarse pero con mucha fuerza para salir adelante, Pata habló por vía telefónica y reconoció que «Estoy hecha mierda, pero peleando para recuperarme».

Como pudo, recordó que «tuve una caída muy fuerte en Punta del Este y no la pasé para nada bien».

La comunicación duró entre tres y cuatro minutos, los que pudo hablar ella.

Con un hilo de voz, prácticamente, manifestó que «tengo problemas para comer, para hablar, para todo, pero me voy a casa para recuperarme, para seguir tirando para adelante. Con los cuidados y el cariño de la familia, de siempre. Estoy con todas las pilas, pero no es fácil».

Emocionada, Pata Villanueva, una de las modelos más importantes que tuvo el país en las décadas del 60 y del 70, manifestó que «Esto es una prueba más para mi vida, de todas las pruebas que tuve que pasar. Vi la muerte sobre mi, la vi, pero por los médicos, por Dios y por todo el amor que me dieron pude salir».

Además, reconoció que «Me llegaron todos los mensajes de la gente. Ahora ya me voy a casa a seguir la recuperación. Les agradezco muchísimo. Hoy vuelvo a casa, ya me dan alta y puedo seguir con todo esto. Los mensajes dan fuerza, pero les aseguro que no es fácil sobrellevar una cosa así. El golpe fue muy fuerte».

De Brito la saludó y dio por finalizada la charla. Pata tenía inconvenientes para hablar.

Pata Villanueva sufrió una tremenda caída casera en su casa de Punta del Este, donde atravesaba la cuarantena obligatoria por el Covid 19. Fue trasladada de urgencia a un centro asistencial del exclusivo balneario uruguayo, donde le salvaron la vida.

Sus hijos viajaron de inmediato, pero tuvieron que sortear algunos escollos para entrar por las restricciones que impone el virus. Un tiempo después, un avión sanitario la trajo a Buenos Aires, donde continuó su período de recuperación, que ahora continuará en su domicilio particular. ¡Fuerza!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *