1 diciembre, 2021

María Palacios, conocida como La Chabona, se confesó con Gastón Pauls sobre su pasado tormentoso y sus problemas con la adicción a las drogas: el infierno que pasó tras la muerte de su primer hijo y cómo pudo rehabilitarse con el nacimiento del segundo.

«Vamos a hablar a cara de perro», comenzó diciendo. «Siempre me drogué. Ahora tengo mi guachín y me rescato una banda. Pero siempre me drogué, anduve en la calle, me prostituía para rescatar plata para mi casa, para que no falte nada», expresó en un nuevo programa de “Seres Libres”, que se emite por Crónica HD.

Luego recordó que comenzó a drogarse y tomar alcohol en el colegio, cuando tenía 12 años. «Primero fue porro. Lo probé y me gustó, porque me sentía sola. El escabio también. Me gustaba el mambo, me llevaba a la adrenalina, también consumía pastillas, las rivo, todo eso. No tengo vergüenza de decirlo. Me llevaba al extremo de bardear, hace quilombo», remarcó.

«Quedé embarazada a los 20 años, mi primer guachín que tengo en el cielo. Ojalá que nunca les pase porque lo peor que te puede pasar es perder un hijo. Y me aferré a las drogas, me cortaba, me quise matar, no importaba mi familia. Estaba consumiendo mal, todo los días. Ni cabida, no me importaba el techo, yo quería a mi hijo. Le hacía la guerra a mi familia, andaba de cachivache para todos lados, siendo mujer», sostuvo.

«Pastillas, gilada todos los días. Es andar todo el día re mambeada, re fisura. No comía, estaba re flaquita, Hasta la ropa tiraba a la balanza con tal de comprar gilada», subrayó.

«Todo vendía, no vendí mi casa porque bueno, me hablaban. Sino iba a terminar en la perdición. Me prostituía y rescataba mis cosas, no me gustaba que me falte nada. No tengo vergüenza de decir que me prostituía, o salía con vagos por plata. Son cosas de la vida, la vida te golpea y te ayuda a salir adelante», reflexionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *