27 noviembre, 2022

Agustín no participó de la prueba semanal por un tema ‘íntimo’ y la Tora lo mandó al frente

En la casa de Gran Hermano (Telefe), los participantes deben hacer diferentes desafíos semanales. En esta oportunidad, la consigna era que en 24 horas debían pedalear por turnos en un bote la cantidad de kilómetros que separan a Buenos Aires de Uruguay.

Agustín Guardis intentó participar de la prueba, pero tuvo un problema de salud que no le permitió seguir. Por este motivo, pasó por el confesionario para hablar del tema y la producción decidió que era mejor no exponerlo y que no participara de este desafío.

Aunque el joven había optado por no contarlo, Lucila Villar, más conocida como La Tora, se enteró del problema y se los contó al resto de sus compañeros. “Tiene hemorroides y había sangre (en el baño). Yo les pregunté a todas las chicas si estaban menstruando, pero era él”, reveló la participante. Por su parte, Agustín tuvo un lindo gesto y se quedó en la noche despierto al lado de sus compañeros para ayudarlos.

De esta manera, el joven estuvo sentado al lado de sus compañeros mientras realizaban el desafío en la pileta. Cabe recordar que todas las semanas, los hermanitos deben llevar a cabo pruebas que requieren destrezas físicas.

Por otra parte, La Tora finalmente fue sancionada por haberse sacado el micrófono con la intención de complotar con Juan. Gran Hermano decidió sacarle uno de los dos beneficios que obtuvo como líder de la semana y se quedó sin la posibilidad de salvar a alguien de la placa.

Hace unos días, la jugadora oriunda de Berazategui, Buenos Aires, se había sacado el micrófono y le dijo un secreto a Juan mientras estaba acostado en la habitación de los hombres. Allí se constató que fue para decirle que “iba a Disney”, en alusión a que iba a votar a Julieta, quien es apodada así en la casa.

Inicialmente, al confirmarse el complot de Lucila con Juliana y Juan contra Julieta y Coti, Gran Hermano emitió una sanción hacia ese hecho eliminando los votos emitidos por ellos tres. Luego, llegó el turno de sancionar a La Tora por lo realizado de manera intencional.

“Salvo por descanso, por higiene personal o en instancias de recreación en la piscina, el micrófono jamás debe ser retirado. Sin embargo, detecté una situación en la que Lucila le habló al oído a un compañero sabiendo que no llevaba el micrófono colocado”, fue el comienzo del comunicado del ojo que todo lo ve.

“En el hecho al que hago referencia se han cometido dos desobediencias: hablar en susurro para comunicarle un mensaje secreto a un compañero y deshacerse deliberadamente del micrófono. Lucila, por esta conducta has sido sancionada y se te anulará el derecho adquirido de salvar a uno de tus compañeros nominados esta semana”, finalizó Gran Hermano.

La Tora pidió disculpas y luego se las agarró con Walter, debido a que él hizo un gesto de aprobación al comunicado de GH. “Fue innecesaria la seña”, sostuvo Lucila enojada, pero Alfa afirmó que lo hizo porque el comunicado fue leído para todos. Por otra parte, el participante de 60 años fue mandado a placa por decisión de la producción debido a unos dichos ofensivos que le