30 noviembre, 2022

Jorge Rial abre una nueva polémica con alguien a quien adora: «Estoy acostumbrado a la traición»

Todos los chistes y las bromas esconden o maquillan, según los expertos, una verdad que cuesta decir con todas las letras: con un tono entre irónico y gracioso, Jorge Rial se mostró ofendido con Débora D´Amato, expanelista suya en Intrusos, porque no lo invitó al babyshower de su segundo hijo. «Estoy acostumbrado a la traición», bramó el periodista.

Rial estaba protagonizando «el pase» en Radio 10 con Gustavo Sylvestre cuando el «Gato», que conduce el programa que antecede a «Argenzuela» y donde D´Amato oficia de columnista, le mostró una serie de «souvenirs» y le contó que eran del babyshower que organizó Débora. Fue entonces que Rial dijo lo suyo.

«Vi algo, pero no invitó» se descargó el ex Intruso. Sorprendido, Sylvestre repreguntó «¿No te invitó?», instancia que JR aprovechó para mandar la primera «metralleta». ¿Fuegos artificiales, bomba de verdad? Con un hombre de la personalidad de Rial, nunca se sabe: «Me enteré por las redes sociales. Pero bueno, viste…. ¡Estoy acostumbrado a la traición!». El «uhhhh» del Gato también abrió la duda.

«Ahora se va a enojar y me va a mandar mensaje», se adelantó Rial consciente de que sus palabras generarían una reacción en D´Amato. «Si, ya te salta a la yugular», estuvo de acuerdo Sylvestre, quien tiene una particular habilidad para meter a Rial en problemas en los apenas 5 a 10 minutos que dura el momentito radial que protagonizan cada mañana.

«Bueno, ¿Pero vos cómo lo tomarías?» le preguntó Rial a su colega. Sin embargo, no esperó respuesta y antes de escuchar algo volvió a la carga. «Es casi una traición. Igual está todo bien eh… Por suerte están las redes y pude ver» volvió a ser irónico.

Entonces, el Gato no tuvo mejor idea que preguntarle si la había saludado. «No. Y cómo la voy a saludar si me despreció», sentenció Rial con sus palabras enmarcadas por un nuevo «Uhhh» de Sylvestre. «Está todo bien, no hay problema», repitió Rial sin demasiado convencimiento. «Fue mi primer babyshowe. Yo no sabía de que se trataba. Me trataron muy bien», aclaró Sylvestre. En algo estuvieron de acuerdo ambos. Fue cuando Rial calificó de «cosa rara y espantosa que se hace para sacarte plata» tanto a los babyshower como a las modas de anunciar el sexo de los bebés pinchando un globo del que sale un humo de color celeste o fucsia.