13 agosto, 2020

Un informe de la CIA asegura que Hitler era bisexual y sadomasoquista

El documento fue escrito durante la Segunda Guerra Mundial por el antropólogo y espía Henry Field.

 

Aunque mandó a matar a miles de homosexuales en los campos de concentración, Adolf Hitler era sadomasoquista y bisexual y tenía una relación que «bordaba lo sexual» con su secretario, el poderoso Rudolf Hess, afirma un perfil del líder nazi elaborado durante la Segunda Guerra Mundial por la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), el predecesor de la CIA.

 

El informe desclasificado hace poco fue elaborado por el antropólogo Henry Field, que colaboró en la Unidad de Inteligencia Especial de la Casa Blanca en los tiempos del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt.

El documento, de unas 70 páginas, analiza varios aspectos de la vida del jefe nazi, desde su rutina diaria, su dieta hasta sus gustos musicales y su sexualidad.

 

En la página 28 del informe, Field asegura que cuando Hitler estuvo encarcelado en Landsberg tras su intento fallido de golpe de Estado, mantuvo una relación “que bordó lo sexual” con su mano derecha, Hess.

 

 “Después del asesinato de Roehm (el ministro en el gabinete de Hitler) supe que el apodo de Hess entre la comunidad homosexual era “Fraeulein Ana”, ya que era conocido que asistía a bailes vestido como mujer.(…) Fue entonces que mis sospechas sobre ciertas características discretas en la personalidad de Hitler comenzaron a llamar mi atención”, escribió Field.

«Después del asesinato de Rohem fueron llegando pequeños pedazos de información hasta que me obligaron a considerar a Hitler como un hombre sadomasoquista con la posibilidad de cierto rasgo homosexual en él», escribió Field.

 

Según la investigación, cuando era un joven artista en Viena, Hitler visitaba una residencia para hombres, el “Mannerheim Brigittenau”, conocida por ser un punto de encuentro entre hombres mayores que buscaban “varones jóvenes para placeres homosexuales”.

 

El informe asegura además que el líder nazi buscaba como ideal amoroso a una pareja que sea «mitad madre y mitad novia» y que «obtenía satisfacción estética viendo adolescentes, niños o niñas».

 

«Su vida sexual es tan dual como su visión política. Él es, al mismo tiempo, homosexual y heterosexual. Socialista y un ferviente nacionalista. Hombre y mujer. Si bien es cierto que Adolfo Hitler elude ser diagnosticado, hay ciertos hechos que prueban que su situación sexual es insostenible e, incluso, desesperada«, concluyó Field.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *