3 diciembre, 2020

Una rosarina recicla botellas para armar cuchas para animales callejeros y donarlas

A punto de entrar en el invierno, las preocupaciones por las oleadas de frío comienzan a consolidarse. Junto a ellas nace otra problemática: la gran cantidad de mascotas que sufren las bajas temperaturas.

 

Ante esto, una rosarina puso manos a la obra y, con mucha solidaridad, busca combatir el desamparo de los animales “de la calle”.

 

Ella es Ornella Borzatto, estudiante de abogacía, que todas las noches piensa en aquellos perros y gatos que duermen a la intemperie y por eso decidió comenzar a fabricar cuchas reciclables.

 

 

La idea es muy simple: recolecta y recibe donaciones de botellas de plástico descartables, utiliza cinta de embalar y una cuerda, forra la “cucha” con bolsas de alimentos balanceados o bolsa de consorcio. La joven lanzó una colecta de materiales para hacer realidad su propósito.

 

“Esto tiene una doble función: abrigar a los animales de la calle y a su vez el reciclado”, contó Ornella.

 

La idea nació por su amor hacia las mascotas, pero siempre se vio imposibilitada por no tener los medios necesarios para ayudar desde casa.

 

Hasta que en 2019 vio un foto del modelo de cucha que arma en las redes sociales y fue allí que tomó la base y comenzó, aunque sin mucho efecto por la falta de materiales.

 

No se quedó en ese intento y para el otoño de este 2020 buscó “gente con los mismos intereses”, publicó la idea en páginas de protectoras y “la repercusión fue terrible”:

 

 «Me hablaron de todos lados, todo el mundo quiere colaborar, sumarse al proyecto, y hasta se replicó, muchas personas quieren armar desde su casa”.

 

La joven explicó el proceso que no lleva “materiales complicados y es súper económico” y “son cosas que están en casa y se pueden donar”.

 

 

Borzatto utilizó para el primer modelo alrededor de 80 botellas, cinta de embalar y una cuerda, luego la forró con bolsas de consocio, aunque su idea original es hacerlo con bolsas de alimentos balanceados. En tres horas concretó la cucha y ya pensó en ubicarla:

 

“Hay tres perros en la cuadra de mi casa, que atendemos entre varios vecinos y a mí siempre me siguen para que les dé de comer, tengo la duda si no tienen un reparo, en caso de que lo tengan la voy a donar”.

 

No obstante, Ornela contó que la contactaron muchas personas para poder realizarlas desde su casa y el proyecto llegó hasta Córdoba y La Rioja, entre otros lugares. Por eso, en la próxima fabricación ya planea realizar un tutorial para difundir, ya que “fue todo sin planearlo” y nunca imaginó la repercusión que llegó a tener.

 

Para contactase con la mujer y aportar donaciones para la iniciativa se la puede contactar vía Instagram a @orne_bor o a su celular (341) 152-780629.

 

“Me parece importante que la gente que quiere a los animales que se haga un tiempo para que se replique”, esgrimió la rosarina de zona sur y completó: “Es terrible que con algo tan simple que podemos hacer en casa lo solucionamos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *