28 noviembre, 2020

Se hizo bloguera a los 12, se convirtió en millonaria a los 15 y se mató a los 18 años

La bloguera rusa Anastasia Tropitsel, de 18 años, sufrió heridas en la cabeza cuando se estrelló con su moto Kawasaki en la isla indonesia de Bali.

 

 

La chica murió instantes después del accidente sin poder haber recibido asistencia médica.

 

 

 

 

 

 

Su novio, Viktor Maydanovich, de 30 años, que viajaba en otra moto estaba junto a ella, dijo que la moto de Anastasia comenzó a «moverse» cuando iba a 100 kilómetros por hora y perdió el control chocando contra una valla en la carretera.

 

 

Anastasia se había convertido en bloguera a los 12 años y se había transformado en millonaria a los 15 gracias a su exitosa presencia en Internet.

 

Ella tenía más de un millón de seguidores jóvenes, a los que les enviaba mensajes como este: «Te inspiro a hacer lo que no puedes. Cultivo tus alas».

 

Tropitsel, cuyo nombre real era Anastasia Zubrina, murió poco después de comprar una nueva moto Kawasaki Ninja 250 e inmediatamente después de una disputa pública con su padre, que le advirtió que su historia de éxito en las redes se estaba convirtiendo en un fracaso a nivel personal.

 

 

La chica estaba en la isla de Bali donde viajo para impulsar su Instagram y quedó atrapada por la pandemia de coronavirus.

 

 

 

 

Su padre, que es médico, le dijo horas antes del accidente: «Tu negocio está colapsando. Tu equipo se está divirtiendo a tu costa.

 

 

No terminas tus nuevos proyectos. Solo tienes diversión en mente. Tienes que aferrarte a tu inteligencia y comenzar a trabajar si quieres vivir bien. No es agradable decirte esto, pero espero que sea útil».

 

 

La chica se enfureció por estas palabras, pero más cuando su padre se refirió al novio de la chica: «él es un vago y vive a costa tuya, sería bueno que empiece a trabajar de algo».

 

 

La chica acusó a su padre de «quemarla emocionalmente y traicionarla».

 

 

En su blog instó a sus seguidores a superar el miedo sumergiéndose en lo que sea que lo causa.

 

 

Luego de su muerte su novio escribió: «Mi amada niña ya no está con nosotros.

 

 

Por favor amigos, envíen su última despedida con buenos pensamientos y meditaciones. Es muy importante».

 

 

Y se refirió al accidente: «Anastasia iba a 100 kilómetros por hora a lo largo de una carretera principal, donde todos van a esa velocidad.

 

 

Ella manejaba siempre con mucha seguridad y precisión, pero la motó comenzó a moverse y se estrelló. No se pudo hacer nada. Minutos después estaba muerta»./Clarín

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *