9 mayo, 2021

El escalofriante relato de Julieta Prandi luego de que su exmarido abandonara en la calle a sus hijos

En la tarde del viernes vivió uno de los momentos más angustiantes de su vida, luego de que recibiera una llamada en la que le informaban que su exmarido había abandonado a sus dos hijos, Mateo y Rocco, en la puerta de su domicilio, mientras ella estaba trabajando en la radio.

Era el día que le correspondía a él cuidar de los pequeños de 9 y 5 años, respectivamente.

En un contexto de angustia y desesperación, la modelo se comunicó con el equipo de Intrusos y le contó lo sucedido, para que minutos más tarde, hiciera una revelación al aire.

“Hace menos de una hora ella y su familia vivieron un momento espantoso. Su exmarido, que hoy tenía a sus hijos con las visitas, ya que le correspondía tenerlos con él, fue a la casa de Julieta y los dejó en la puerta”.

Asimismo, agregó un poco más de información y confirmó que los niños se encontraban en aquel momento bajo la supervisión de la mujer que cuida el hogar de Julieta.

“Tocó el timbre, le dijo a la persona que estaba adentro ‘los vengo a dejar, yo no me voy a quedar con ellos’. La persona que los recibió le dijo ‘no le corresponde hoy a Julieta, sino a usted’. Él dijo ‘no, los voy a dejar’ y se fue. Esta persona se fue con los menores a la Comisaría a hacer la denuncia de este tema que ya viene hace bastante”.

Cabe recordar, que Prandi decidió terminar su matrimonio en noviembre de 2019 tras firmar el divorcio con el empresario, luego de una década juntos y de denuncias por parte de la conductora por violencia familiar y maltratos tanto para ella como para los pequeños.

Tras aquel momento de tensión, nerviosismo y angustia, la conductora radial mantuvo un diálogo con Teleshow en donde explicó un poco más aquel conflicto y expresó todo su dolor.

“Es mucho. Que se metan con mis hijos, que los usen de rehenes y que los abandonen en la vereda… Es demasiado. Hace dos años que estoy con esto y la Justicia no avanza. He tenido que tolerar que mis hijos estén obligados a mentirme. Los chicos han soportado que en la casa del padre me digan ‘la putita’y ‘la tilinga’. ¡Todo lo que pasa es de película! Aguanté que me maltrate a mí, que me robe, que me engañe y que me desprecie, pero ya con mis hijos, ¡no!”

Además, Julieta contó que el régimen de visitas se basa en que los lunes y los martes son los días fijos para ella, mientras que los miércoles y jueves Mateo y Rocco deben visitar a su papá; y tanto el viernes, como sábado y domingo son alternados, siendo un fin de semana de uno, y el otro cambia.

“Cuando yo estaba en la radio, me llama Pao, que es una chica que me ayuda en mi casa y que hoy venía un rato a limpiar, y me cuenta que cuando llegó se encontró con que los chicos estaban desde las 12, hacía una hora y media, esperando en la puerta de mi casa para entrar. Cuando ella aparece, él se le viene encima y le dice: ‘Te dejo a los chicos’. Ella le respondió que no se podía hacer responsable, que no correspondía, pero a él no le importó y se fue” explicó con dolor Prandi.

Consultada sobre si en algún momento él se puso en contacto con ella, la modelo aclaró que “él nunca” le avisa nada, y que “decide y punto”.

También reveló que Contardi se acercó hasta la casa con los chicos y su propia abogada, que lo aguardaba en su auto.

Por otra parte, Julieta recordó el dolor de cabeza que vivió cuando decidió irse de su hogar, ya que la casa en donde él reside es de ella y tuvo que luchar duramente para que se lo reconozcan.

“Yo me fui de mi casa porque él no se quería ir. Y esta casa dónde vivo, es mía. Y la de Escobar, donde ahora vive él, es mía. Son parte de la sociedad conyugal, pero fruto de que empecé a trabajar a los 18 años. Este hombre me robó los ahorros de toda mi vida. Yo me fui de mi casa con lo puesto y con mis hijos. Tuve que pedir un préstamo y alquilar un departamento. No está bancando nada. Incumple siempre”.

Y, además, apuntó contra los lentos tiempos de la Justicia y la parcialidad que hay sobre la figura masculina, dejándola a ella relegada: “A esta altura pienso que porque soy mujer es desigual conmigo. La encuentro machista… Tuve que luchar mucho hasta que finalmente, en octubre del año pasado, me dieron la atribución del hogar. Eso significa que podía volver a entrar a mi casa. La encontré destruida. Tuve que estar meses en obra. Todo ese tiempo él estuvo en posesión de las dos propiedades: vivía en una y alquilaba la otra. Y yo alquilaba para vivir con mis hijos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *