19 abril, 2021

A 33 años de su muerte: Cómo fueron las últimas horas con vida de Alberto Olmedo

Fue el 5 de marzo de 1988 que el mundo del espectáculo argentino se vio conmocionado por la repentina muerte de Alberto Olmedo, quien perdió la vida tras caer del piso 11 de la torre Maral 39 en Mar del Plata.

A 33 años de la muerte de quien interpretó durante años a «El Manosanta», entre otros tantos personajes, recordamos cómo fue el último diálogo con Nancy Herrera, por aquel entonces pareja de Olmedo y única testigo de su caída fatal.

«Él era inquieto. Estábamos tranquilos y en un momento pasó al balcón. Era normal que lo hiciera, no me llamó la atención que saliera. Lo que no me pareció normal fue cuando se puso a hacer caballito en la baranda. Estaba boludeando y jugando«, recordó Nancy varios años después de la tragedia.

Al momento de la caída, Olmedo lucía el torso desnudo, pero vistiendo aún un jean azul y unas botas tejanas. Segundos antes de que el capocómico cayera, Nancy, que le había comunicado que estaba embarazada de dos meses, se acercó al balcón para intentar disuadirlo y pedirle que se alejara.

Y al respecto, recordó: «En un momento me dijo: ’Agarrame la pierna, mamá’. Era imposible. Yo era muy flaquita. Nunca voy a olvidar la cara de desesperación que tenía. Amaba la vida, en ningún momento pensé que se quiso suicidar. La última carita que le vi fue de desesperación«.

Las horas previas a su muerte

La noche anterior a su muerte, Olmedo tuvo función en el teatro Tronador con la obra “Éramos tan pobres” y, al salir, se juntó a cenar con un grupo de amigos y con su hijo Javier en el restaurante “Hamburgo”.

El humorista abandonó la comida antes de tiempo y se dirigió al departamento que alquilaba frente a Playa Varese para encontrarse con Herrera.

Además de comunicarle la noticia del embarazo, se supo también que ella le había escrito «Te amo» en un espejo porque era noche de reconciliación tras un período de alejamiento.

Según confesó Herrera ante la Justicia, esa madrugada tomaron una botella de champagne, ella le contó que estaba embarazada de dos meses y que le iba a poner de nombre Alberto.

Horas más tarde, se conocería la peor noticia: los vecinos de la torre Maral 39, ubicada en el boulevard marítimo Patricio Peralta Ramos, contaron ante la Justicia que alrededor de las 8.30 de ese sábado se escucharon los gritos desgarradores de la pareja cuando Olmedo se desprendió de los brazos de Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *