La panelista quedó desbordada por las emociones y debió ser consolada en medio del programa.