30 septiembre, 2022

El conmovedor descargo y pedido de disculpas de Piñón Fijo

Piñón Fijo estuvo en el foco mediático durante los últimos días, por una situación que lo superó y que quizás no supo manejar. Es que cuando los sentimientos mandan, a veces la razón falla, y él siguió a su corazón.

No se puede culpar a Piñón Fijo por eso, máxime teniendo en cuenta que su reclamo, tal vez ‘mal hecho’, estaba dirigido a que quería volver a ver a su nieta, una de las personas que más ama en el mundo.

Sin imaginar el increíble revuelo que su posteo iba a generar, lo puso en uno de sus perfiles y el escándalo estalló. Recibió respuestas de su hija e hijo, que no viene al caso recordar, e incontables críticas de los usuarios de redes sociales y los medios de comunicación.

Buscando la calma perdida en estos últimos días, el adorado payaso, el más famoso y querido de Argentina, abrió su corazón y, a través de Instagram, dejó como si fuese un video, un mensaje de voz que él grabó.

Allí, visiblemente conmovido y al borde de las lágrimas, lo que se percibe cuando su voz parece estar a punto de quebrarse, dijo todo lo que tenía para expresar, a la espera de que por fin todos entiendan por qué hizo lo que hizo, cuál fue su intención y qué hará a partir de ahora.

Esta es la transcripción completa, de Nuevo Dairio:

Hola gente, soy Fabián Gómez, la persona que interpreta a Piñón Fijo. De más está decir que fueron días difíciles estos últimos, no solo por mí, sino por los que amo y los que pagan las consecuencias de mis acciones. Como bien me dijeron muchas personas, en todas las familias hay discusiones, desencuentros, reencuentros, búsquedas… bueno, nosotros no somos la excepción, en la nuestra también pasan esas cosas.

Yo vengo a reconocer que soy enfático a la hora de defender mis posturas. Cuando estoy convencido de algo, no ahorro energías a la hora de pelear por lo que creo justo, y muchas veces, objetivamente, quizás no siempre lo sea. Hace unos días, antes de dormir, mi teléfono me recordó una foto y me tomó con las defensas bajas. El cerebro ordenó, mi dedo obedeció y mi corazón hizo también lo suyo.

Como dije hace poco, si pudiera rebobinar la escena y no realizarla, lo haría. Sé que es difícil de creer, pero nunca esperé que este posteo tomara tanta dimensión y generara tanto dolor en mis hijos, partticularmente. Me arrepiento y pido disculpas por eso. También tendré que aprender que muchas veces, lo que uno lee como ‘enfático’, del otro lado se recibe como ‘maltrato’ o ‘humillación’. Y si del otro lado hay un ser amado, mucho más grave.

Corren tiempos nuevos en la sociedad, los que celebro. Por eso, la misma capacidad que me reconozco para aprender sobre cosas que me apasionan, como el nuevo arte, las nuevas tecnologías, esa capacidad también la pondré al servicio de las nuevas formas evolucionadas de relacionarnos entre los seres humanos. Está bueno hacerlo de la mano de los jóvenes, en este caso, de mis hijos.

Yo quiero pedir disculpas al público por haber ocupado tanto espacio estos días, y me avergüenzo. A los que nos abrazaron soñando que recuperemos la armonía y la calma, decirles que no fue en vano, que los esuchamos y atendimos, y aquí estamos, tratando de seguir sus valiosas directivas.

A gran parte de la prensa que no juzgó, sino que informó, también, muchas gracias. A los municipios que creyeron en mí inicialmente, y por esta situación levantaron mis shows, decirles que los entiendo, que voy a devolver hasta el último centavo de caché abonado hasta la fecha. A los municipios que tengan dudas sobre mi persona, también los comprendo. Quizás yo tendría las mismas dudas en estos casos. Y también garantizarles que voy a usar la misma política, no me voy a quedar co un solo centavo de nadie sin entregar lo mío a cambio.

Y por sobre todas las cosas, a mis hijos, que sé por lo que pasaron estos días y sé por lo que están pasando todavía, el compromiso de colaborar para que recuperen su tranquilidad y sigan ese camino que vienen forjando con dignidad y respeto, y de la manera que lo vienen haciendo, que me enorgullece. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.