5 octubre, 2022

Fuerte repudio contra Cormillot por su «discurso misógino y gordofóbico»

Alberto Cormillot generó fuerte repudio en la red a raíz de sus declaraciones en el programa de Florencia Peña, de América TV. El reconocido médico nutricionista fue acusado de expresar un «discurso misógino y gordofóbico».

Una de las primeras figuras en manifestarse públicamente sobre los dichos de Alberto Cormillot fue la escritora y activista feminista María Florencia Freijo. «Pone en el centro de su discurso misógino y gordofóbico, la mirada masculina como validación. A la par, dice que las mujeres gordas no pueden ser deseadas o amadas y NATURALIZA que te toquen en la oficina con intención sexual. TREMENDO», expresó indignada.

«Cormillot dijo que si una ’chica gordita’ (sic) es tocada en el hombro en la oficina será con intenciones de amistad, pero que si baja 40 kg, ahí sus compañeros tendrán otra intención. Pone la deseabilidad del otro como algo a lo que hay que aspirar», aseguró.

«Miren que yo soy cuidadosa con no poner palabras en la boca que el otro no dijo eh, pero esto no tiene segundas lecturas. Se los.dejo en crudo, sencillamente está mal. Vale recordar la cantidad de mujeres que por no ser hegemónicas no les toman la denuncias de violación o acoso», cerró Freijo.

A su vez, el nombre del médico se volvió tendencia en Twitter y diversos usuarios expresaron su repudio e indignación. «¿O sea que como soy gorda nadie me quiere co*er pero si fuera flaca sí?», «Qué raro el viejo machista, nefasto y gordofóbico de Cormillot», «Cormillot odia a la gente gorda, pero lo disfraza con su rol de profesional. En el mismo comentario metió gordofobia, acoso laboral y cosificación como algo anecdótico. BASTA DE ESTA GENTE EN MEDIOS», «¿Cormillot no tiene a nadie que le diga que ’no da’?», «Gordofóbico, misógino, machista», fueron algunos de los comentarios en la red.

A todo esto, algunos usuarios también se detuvieron a analizar que ninguno de los presentes en LPA lo frenara al aire. «Que Cormillot haga un comentario gordoodiante no me sorprende, pero que Flor Peña y los demás no le paren el carro, los hace cómplices», sentenció un internauta.

Mientras el nutricionista hablaba sobre los cambios físicos y emocionales que experimenta una persona que baja mucho de peso, señaló: «El ejemplo que yo doy es ’la gordita de la familia’. Si sos una chica que pesa 120 a 130 (kilos) en la oficina, muy posiblemente tus amigos, si te ponen la mano encima, te la ponen como un buen compañero».

«Si vos bajás 30, 40 kilos ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y te ponen la mano encima con otra intención, ¿no? Eso puede parecer una discriminación pero eso así», cerró Alberto Cormillot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.